A las cinco de la tarde del día siguiente a la inauguración, las autoridades del C.C.U. recibieron el pliego de la incorporación de los estudios impartidos por éste a la UNAM. Nacía así una nueva institución de educación superior de inspiración cristiana. (Hoja membretada de la Facultad de Filosofía y Letras del Centro Cultural Universitario con el escudo de la Institución. Tiene un sello con fecha del 16 de junio de 1948.)