La reforma académica creó una universidad con compromiso social, altamente multidisciplinar, que apostó a la formación humanista. (Alumnas en el Laboratorio de Radio del Departamento de Comunicación en 1974.)